¿De qué juego hoy, míster?

Son bastante frecuentes los casos de jugadores que ocupan más de una demarcación en el terreno de juego, pero no tanto los que van variando su rol con el paso de los años hasta ocupar un lugar muy diferente al de sus orígenes. Los futbolistas solían ocupar la misma demarcación durante toda su carrera, eran especialistas y tenían características para triunfar en ese puesto. Caminero, Loren, Luis Enrique, Laurent Blanc, Sergio Ramos, Mijhailovic o el mismísimo Matthaus son ejemplos justamente de lo contrario.

José Luis Pérez Caminero

Madrileño, internacional absoluto en 21 ocasiones en las que anotó 8 goles, Caminero desempeñó casi toda su carrera entre Valladolid y Atlético de Madrid, aunque su inicios fueron en el Real Madrid. Durante su carrera fue capaz de jugar frecuentemente de mediapunta por el centro y ambas bandas, de mediocentro organizador y como defensa central y líbero, puesto que ocupó asiduamente en su última etapa en el Real Valladolid.

Loren

Un caso curioso es el de Lorenzo Juarros, ‘Loren’, un futbolista que marcó una época tanto ocupando el centro de la defensa como haciéndolo en la delantera. El futbolista burgalés comenzó su carrera como defensa central en el Sanse, filial de la Real Sociedad, pero pronto se le pudo ver ocupando la posición de delantero centro en el primer equipo y anotando 7 goles en sus primeros 30 partidos. Después, con su fichaje por el Athletic, Loren volvió a alternar el eje de la zaga con la delantera, aunque terminó su etapa en Bilbao con solo 9 goles en 69 partidos. Posteriormente, llegó al Burgos como delantero centro y, con el descenso del club castellanoleonés, regresó a la Real para jugar prácticamente el resto de su carrera como defensa central, buena parte de ella junto a Pikabea.

Laurent Blanc

Máximo goleador histórico del Montpellier francés, este espigado futbolista -de 1’91 metros de altura-, comenzó su carrera como mediapunta o segundo delantero y fue capaz de marcar nada menos que 76 goles en 243 partidos con el club galo. Sin embargo, Blanc pasó a ser una referencia en el eje de la defensa en sus posteriores equipos. Su paso por Nápoles, Nîmes, Saint-Ettienne, Auxerre, Barcelona, Marsella, Inter de Milán y Manchester United denota por la calidad de dichos equipos, la gran trayectoria de Laurent Blanc en su nuevo rol. Todo ello aliñado con 97 entorchados con Francia, con la que fue campeón del mundo, y 16 goles con los ‘Bleus’.

Fernando Hierro

El exmadridista tuvo similitudes con José Luis Pérez Caminero. De hecho, Caminero fue parte del pago del traspaso de Fernando Hierro desde el Real Valladolid al Real Madrid. Muy poco o nada falta por decir de la espectacular carrera que tuvo como futbolista. Tras dos temporadas en Pucela, Hierro se convirtió en la referencia en el medio del campo del Real Madrid durante varias temporadas hasta que retrasó su posición al centro de la defensa convirtiéndose en una de las mayores estrellas del fútbol en esa nueva posición. Sus goles de falta directa, penalti y de cabeza, mayoritariamente, serán recordados para siempre por la afición merengue, a la que Hierro brindó 102 goles en 439 partidos. Terminó su carrera pasando por el Al-Rayyan catarí y el Bolton Wanderers, donde colgó las botas en 2005.

Lothar Matthäus

Uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol alemán vivió desde sus inicios hasta casi el final de su carrera actuando como mediapunta, organizador o mediocentro defensivo. Al final de su carrera, retrasó su posición al centro de la defensa convirtiéndose en uno de los mejores centrales del mundo pese a tener una altura de solo 174 centímetros. Matthäus defendió la elástica del Borussia Mönchengladbach, Bayern de Múnich, Inter de Milán y Metrostars. En su segunda etapa con el Bayern, entre 1992 y 2000, actuó como defensa central siendo elegido en 1999, con 38 años de edad, mejor futbolista alemán del año. Ese récord de longevidad lo hizo aún mayor cuando se vistió con la elástica de su club de niñez, el Herzogenaurach, a los 57 años, ganando por 4-0 al Hüttenbach-Simmelsdorf en la liga regional.

Sinisa Mihajlovic

Reconocido como, probablemente, el mejor lanzador de faltas de la historia del fútbol, Sinisa Mihajlovic actuó durante su carrera como centrocampista defensivo, lateral izquierdo y defensa central. Tras abandonar la antigua Yugoslavia, en donde había destacado principalmente en el Estrella Roja actuando en el medio del campo, Mihajlovic puso rumbo a Italia, donde desempeño el resto de su carrera en la Roma, Sampdoria, Lazio e Inter, y donde se hizo más famoso como defensor aguerrido. En total, 70 goles en 463 partidos avalan su trayectoria en clubes, a los que hay que añadir otros 10 tantos en 63 encuentros internacionales.

Sergio Ramos

El defensa central del Real Madrid llegó a las categorías inferiores del Sevilla como delantero centro, aunque llegó a jugar en casi todas las posiciones durante su formación desde que dejó el Camas hasta que salió de Hispalis rumbo a Madrid. Como lateral derecho y defensa central, Sergio Ramos ha conseguido convertirse en uno de los mejores futbolistas del mundo. Su poderío físico y técnica hacen de él un jugador polivalente y muy peligroso en el juego aéreo. Desde su llegada al club merengue con solo 19 años, Ramos ha marcado 82 goles en todas las competiciones, algunos de ellos salvadores, como el de la final de Champions en Lisboa en 2014.

Luis Enrique

Salió del Sporting de Gijón como delantero, fichó por el Real Madrid, con el que llegó a jugar de lateral derecho, y triunfó en el Barcelona como mediapunta o extremo derecho. La trayectoria de Luis Enrique, actual seleccionador nacional, está llena de cambios en su demarcación, pero con el tiempo quedó claro que lo suyo era crear juego, no destruirlo. De ahí que en Can Barça supieran aprovechar su talento para convertirlo en uno de los mitos del club. En su primera campaña de azulgrana anotó 17 goles, dos más que en las cinco anteriores temporadas como madridista.

Otros casos sonados

Juanfran: Pasó de ser extremo derecho en Osasuna a ser traspasado al Atlético de Madrid, donde ha brillado como lateral derecho llegando a ser internacional con España.

Mathieu: Llegó al Valencia como lateral izquierdo, se reconvirtió a extremo zurdo y pasó después a ser un gran defensa central.

Azpilicueta: Aunque comenzó su carrera como lateral derecho, el defensor, internacional con España, fue reconvertido a defensa central y lateral izquierdo, por lo que es uno de los comodines más valiosos de su club.

Lahm: Uno de los experimentos de Pep Guardiola durante su etapa en el Bayern fue reconvertir al lateral derecho muniqués en centrocampista central, donde actuó en el tramo final de su carrera.

Andrés Guardado: Aún hoy es un comodín para Setién en el Betis. El mexicano llegó a España con fama de extremo zurdo, retrasó su posición al lateral izquierdo y fue reconvertido a centrocampista organizador en su etapa en el PSV.

Iván Helguera: Aunque se trataba de un centrocampista de carácter defensivo, no fue hasta su llegada al Real Madrid cuando empezó a brillar como defensa central.

Beckham y Di María: Aunque cada uno por su banda -Beckham en la derecha y Di María en la ziquierda- hasta su llegada al Real Madrid eran dos extremos que acabaron instalándose en el medio del campo del conjunto merengue para hacer las veces de organizadores.

Azar Karadas: Aún en activo a sus 37 años, este futbolista puede jugar tanto de delantero centro como de defensa central.

Óscar de Marcos: Aunque en las últimas temporadas viene actuando habitualmente como lateral derecho, el futbolista del Athletic ha jugado en muchas ocasiones como extremo derecho e incluso mediapunta.

Jordi Alba: Comenzó jugando como extremo izquierdo hasta que el traspaso de Mata y varias lesiones de compañeros le hicieron actuar en el lateral izquierdo, donde se ha convertido en uno de los mejores jugadores en su posición.

Jordi Cruyff: Después de desempeñar toda su carrera como delantero, el hijo de Johan Gruyff ocupó la posición de líbero en sus últimas temporadas en activo. De la mano de Pichi Alonso, el atacante se convirtió en defensor en el Metalurg de la liga ucraniana.

Miguel Ángel Angulo: Llegó al Valencia procedente de la cantera del Sporting de Gijón y, aunque aterrizó siendo extremo derecho o delantero, terminó jugando varios partidos en el lateral derecho valencianista.

Chris Sutton: A pesar de que fue durante casi toda su carrera delantero centro, Sutton llegó a jugar un tiempo como defensa central e incluso interior zurdo.

Ruud Gullit: Su posición natural era la de mediapunta o segundo delantero, pero Gullit fue fichado por el Chelsea como extremo derecho y terminó retrasando su posición hasta el mediocentro.

Leonardo: Jugó en la liga española en el Valencia, y lo hizo principalmente como lateral izquierdo, pero su gran adaptación lo llevó a participar más adelante en equipos como el PSG y el Milan como mediocampista y extremo zurdo.

Los casos más extraños

Hay algunos ejemplos de polivalencia que resultan demasiado chocantes como para dejarlos fuera de este artículo. Son los casos de José Francisco Molina o de Jorge Campos. Al primero le corresponde el honor, siendo guardameta, de haber conseguido jugar nada menos que con la selección española, como extremo izquierdo. Fue el 25 de abril de 1996, en un partido para preparar la Eurocopa. Juanma López se había lesionado y a Javier Clemente, entrenador de España, no se le ocurrió otra cosa que tirar del único futbolista sano que le quedaba a su disposición en el banquillo. Molina, debutaba en la selección como interior zurdo y no desentonó. Suyo fue un remate desde la frontal que acabó saliendo cerca del palo de la portería de Noruega, lo que podría haber significado el triunfo de La Roja.

Jorge Campos, portero mexicano, fue famoso internacionalmente no solo por diseñarse sus propias camisetas de colores extravagantes para los partidos, sino también por abandonar la portería para convertirse en delantero centro si el partido lo requería. El guardameta -uno de los más bajos de la historia de este deporte, con solo 1,68 metros de estatura- llegó a marcar 34 goles con el UNAM en dos etapas diferentes durante su carrera y otro gol durante su estancia en el Atlante.

 

Carlos Martínez

Soy periodista deportivo especializado en fútbol. Además de tener experiencia como redactor, he mantenido colaboraciones habituales en BeIn Sports, GOL TV y LaLiga 123 TV como narrador de fútbol nacional e internacional. Soy socio y aficionado del Real Oviedo, al que, como a tantos otros clubes históricos, espero ver pronto de nuevo en Primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Carlos Martínez Menéndez .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.