El Oviedo se queda a medias

No pudo Sergio Egea sumar su segundo triunfo consecutivo desde su regreso al Real Oviedo, pero sí dejó claro que su equipo no se rinde y es ambicioso. Con el Granada por delante en el marcador desde el inicio del segundo tiempo y, pese a las reiteradas pérdidas de tiempo de los futbolistas nazaríes, los azules nunca se resignaron y frenaron al segundo clasificado con un buen de gol de Ibra en los últimos instantes del choque.

Las notas

Champagne, 6. Apenas tuvo que intervenir en el encuentro. Poco más pudo hacer en el gol de Fede Vico y respondió bien a un obús de los granadinos. Se le notó algo nervioso y dubitativo en un par de salidas a por balones aéreos.

Diegui Johannesson, 6. Mejoró respecto a su actuación en Almería, pero sigue mostrando cierta debilidad para cubrir su flanco defensivo. Se incorporó al ataque y puso un buen balón a la cabeza de Ibra que estuvo cerca de convertirse en gol.

Carlos Hernández, 6. Por arriba sigue siendo prácticamente insuperable, pero abusó de los balones largos a los atacantes y casi nunca estuvo afortunado en ese tipo de acciones. Su despeje en el gol pudo ser mejor, pero llegó un poco forzado. Tuvo en su cabeza un gol en un córner, pero apenas peinó el esférico.

Javi Hernández, 7. Estuvo bastante seguro en el corte tanto con el pie como con la cabeza. Sigue echándose en falta que saque el balón con algo más de tranquilidad hacia los centrocampistas.

Bolaño, 7. Le tocó bailar con la más fea, Vadillo, pero pudo sujetarle bien. Sin embargo, debe controlar su temperamento y medir bien algunas acciones en las que provoca faltas innecesarias.

Bárcenas, 4. Sigue muy por debajo de lo que fue capaz de ofrecer al equipo en la primera vuelta de la competición. Apenas logró desbordar por su banda y no se entendió bien con Diegui.

Jimmy, 5. Al igual que Tejera, tuvo un partido muy complicado por la constante y agresiva presión de los jugadores nazaríes cada vez que los azules trataban de jugar el balón en la medular. Su nivel bajó respecto a los últimos partidos.

Tejera, 5. Sufrió para mantener la posesión y estuvo marcado muy de cerca por los rivales que apenas le dejaron pensar con el balón en su poder.

Saúl Berjón, 6. Más activo en el primer tiempo que en el segundo. El capitán llevó peligro por su banda en los primeros compases y luego se fue apagando. El segundo tiempo, salvo sus últimos 10 minutos, fue para olvidar, con constantes errores y pérdidas de balón.

Joselu, 6. Su participación se limitó a poco más que ayudar en la presión a los defensores granadinos. No tuvo ninguna oportunidad de marcar gol ya que la referencia siempre fue Ibra.

Ibra, 8. El senegalés volvió a marcar un tanto vital para su equipo cuando parecía que volaban los tres puntos del Tartiere. Con menos de la mitad de minutos que Joselu y solo 10 encuentros como titular, la ‘pantera’ ya suma 6 goles, solo uno menos que el onubense. Además del gol, el delantero azul obligó a lucirse al meta visitante con un cabezazo en el primer tiempo y aún tuvo otro en el segundo período que se marchó por encima del larguero.

Viti, 6. Puso un empeño y una garra que le llevaron a disfrutar de un par de buenas ocasiones para poner balones de gol a sus compañeros, pero casi siempre erró en la última decisión. Aún necesita minutos para aportar algo más.

Toché, s.c. Es difícil decir algo del murciano ya que apenas intervino en el partido. Los balones aéreos en los que luchó por la pelota tuvieron suerte dispar y no gozó de oportunidad alguna para anotar.

Folch, 4. A pesar de que solo estuvo ocho minutos sobre el césped, tuvo en sus botas lo que podría haber sido el triunfo oviedista. Diegui le puso el balón en bandeja dentro del área y el catalán remató con poco fe a las manos de Rui Silva.

La tarde era fría en Oviedo y poco tardó, sin embargo, en entrar en calor el conjunto azul con jugadas por la banda que llevaban peligro sobre el arco defendido por Rui Silva. Berjón puso dos centros peligrosos ganando la línea de fondo desde el lado izquierdo que no encontraron rematador. Quien sí conectó con éxito con el delantero carbayón Ibra fue Diegui Johannesson en la ocasión más clara del primer tiempo. El centro, a media altura, fue muy bien rematado por el africano, pero la reacción del guardameta granadino fue aún mejor para evitar el tanto.

Pese a esa clara ocasión, los centrales del Granada ganaron la partida casi siempre a los atacantes locales en los balones aéreos demostrando el motivo por el que los rojiblancos son el equipo menos goleado de la categoría con solo 24 dianas recibidas. Con Jimmy y Tejera casi desaparecidos debido a una efectiva presión de los andaluces, los azules centraron sus ataques en las bandas y muchos -demasiados- balones en largo desde la defensa que pocas veces llegaron a crear peligro.

El partido se acabó con el gol del Granada

Era aún el minuto 50 cuando Fede Vico cazó en la frontal del área un balón despejado en corto por Carlos Hernández para empalmar una buena volea y poner a los suyos por delante. Ahí decidió el Granada que el partido se debía terminar aunque quedaran 40 minutos por delante. Los rojiblancos hicieron todo lo imaginable e inimaginable para que no se jugara más al fútbol. Hasta cuatro futbolistas visitantes estuvieron en el césped perdiendo tiempo en el espacio de 10 minutos posterior al gol sin que el colegiado De la Fuente Ramos hiciera nada para frenarlo, algo que desesperó a la hinchada ovetense.

Cambio de planes

Con el Granada más ocupado en destruir el juego local y buscando las interrupciones constantes, Sergio Egea tomó la decisión de ir por la vía rápida buscando balones largos. Toché saltó al césped por Joselu para ganar presencia en el juego aéreo, pero el experimento no funcionó. Solo un error de la zaga granadina permitió a Ibra batir a Rui Silva con un sensacional zurdazo de volea que desató la locura en las gradas del Tartiere a falta de dos minutos para el final.

Los minutos posteriores al empate fueron de asedio azul con un rival aún grogui por el gol recibido y el empuje de un Tartiere volcado con su equipo para buscar el triunfo. En ese corto espacio de tiempo el Oviedo sumó más y mejores ocasiones que en el resto del partido. Berjón tomó las riendas desbordando por la izquierda y llevando peligro al área visitante. Ibra hizo lo propio con un cabezazo que salió un poco alto y Johannesson le dio un balón de oro a Folch que, desde dentro del área, no supo qué hacer con el esférico y disparó a las manos de Rui Silva.

Opciones intactas

Pese al empate, el Oviedo rondará una nueva jornada la zona del playoff de ascenso -aún pendientes de saber si se quedará a tres o cuatro puntos del sexto clasificado cuando finalice el Cádiz – Málaga de esta noche-. Por ese motivo, el encuentro en La Rosaleda del próximo domingo será crucial para los oviedistas. Un triunfo en tierras malagueñas les daría alas ante un rival directo al que, además, superarían en caso de empate a puntos por el ‘goal average’.

Carlos Martínez

Soy periodista deportivo especializado en fútbol. Además de tener experiencia como redactor, he mantenido colaboraciones habituales en BeIn Sports, GOL TV y LaLiga 123 TV como narrador de fútbol nacional e internacional. Soy socio y aficionado del Real Oviedo, al que, como a tantos otros clubes históricos, espero ver pronto de nuevo en Primera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Carlos Martínez Menéndez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad