Gana la fe

El triunfo del Real Oviedo sobre el Alcorcón es el triunfo de la fe, de la constancia, de la insistencia, del no bajar los brazos por más que el panorama no fuera muy alentador. Comenzó el runrún del Tartiere con el primer y único aviso del Alcorcón en el encuentro. Fue Nono, que se tendría que marchar lesionado poco después, aún en la primera parte, quien conectaba un buen disparo desde la frontal del área que puso el corazón de los seguidores azules en un puño hasta que vieron cómo salía ligeramente desviado.

45 minutos tirados

Pero si la primera parte fue un quiero y no puedo para el Oviedo, para los madrileños fue mucho más un no quiero. Desde los primeros minutos del choque sorprendió la forma de perder el tiempo de los jugadores dirigidos por el exoviedista Cristóbal Parralo. Y eso que el partido no necesitaba tampoco mucho para que eso sucediera porque las interrupciones por faltas eran constantes. El público salió una vez más desquiciado por la facilidad del colegiado Santiago Varón Aceitón para señalar faltas en contra de los azules, la misma con la que permitió infracciones amarillas sin indicarlas o sin mostrar tarjeta. El lateral izquierdo alcorconero, Aly, marcó más allá del límite del reglamento a Bárcenas, Carlos Martínez y Joselu en cada lance en el que el futbolista azul recibía el balón de espaldas. Esa pasividad del trencillaa y el asistente de aquella banda acabó desquiciando a los propios futbolistas del Oviedo, que vieron cómo la parte derecha del ataque se convertía en un callejón sin salida.

Lavado de cara

Al término de los primeros 45 minutos de juego, el empate a cero era el resultado más justo después de que ni unos ni otros hubieran lanzado ni una sola vez entre los tres palos. Ya en la segunda, Anquela introdujo un cambio vital para el desenlace del partido con la inclusión de Javi Muñoz en lugar de Javi Hernández. Los carbayones pasaron a formar un dibujo con 4 defensas atrás con Bolaño como lateral zurdo. La presencia de Muñoz en el medio del campo supuso un bálsamo para el Oviedo, que pasó a disponer de más posesión de balón y pudo templar sus nervios. Con el Oviedo mejor plantado y la salida al terreno de juego de Diegui Johannesson, los locales se hicieron dueños del partido. Fue el propio canterano el que avisó con la ocasión más clara del partido rematando de cabeza un preciso centro de Bolaño desde la izquierda. El cabezazo se fue alto por poco. Los azules seguían insistiendo y creyendo en sus posibilidades hasta que Bolaño se sacó de la manga un centro sensacional desde una posición bastante retrasada que llegó medido con precisión de cirujano a la cabeza de Tejera. El mediocampista conectó un buen remate cruzado que batió a Dani Jiménez y puso en pie a todo el Tartiere.

Final de la maldición

Quedaban aún 10 minutos de sufrimiento que los de Anquela supieron aguantar bien e incluso pudieron aumentar la cuenta en una acción de Ibra en la que robó un balón en la banda, se adentró en el área y pasó hacia la frontal cuando todos esperaban un remate a puerta que hubiera puesto en serias dificultades al cancerbero madrileño. Con el partido agonizando, llegó a la mente de los seguidores oviedistas la mala racha de resultados en la historia reciente ante el Alcorcón -hasta ayer llevaban seis derrotas consecutivas contra ellos- en una mano fuera del área de Champagne que finalmente se saldó sin consecuencias.

Partido clave

El Tartiere respiró aliviado con el pitido final y pudo celebrar con la tradicional ‘haka’ un nuevo triunfo oviedista que deja a los azules en la sexta plaza y a solo seis puntos del ascenso directo. Los carbayones visitarán el próximo sábado el Carlos Belmonte, ante el líder, el Albacete, en un duelo que puede medir las aspiraciones de los asturianos de estar la próxima campaña entre los grandes.

Carlos Martínez

Soy periodista deportivo especializado en fútbol. Además de tener experiencia como redactor, he mantenido colaboraciones habituales en BeIn Sports, GOL TV y LaLiga 123 TV como narrador de fútbol nacional e internacional. Soy socio y aficionado del Real Oviedo, al que, como a tantos otros clubes históricos, espero ver pronto de nuevo en Primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Carlos Martínez Menéndez .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.