Goleadores sin gol

No son pocos los atacantes cuya luz se ha ido apagando poco a poco y se les ha hecho de noche cada vez que tienen una oportunidad de rematar a portería. Siempre se ha dicho que los delanteros funcionan gracias a las rachas, pero para algunos de ellos, cuando ya entramos en el último cuarto de liga, la temporada está siendo verdaderamente frustrante.

Diego Costa (Atlético de Madrid)

El brasileño nacionalizado español tiene poco que ver con aquel ariete que asombró anotando 27 goles en 35 partidos con el Atleti e incluso con el que, tras fichar por el Chelsea, fue capaz de marcar 52 goles en las tres temporadas con los Blues. Si la pasada campaña solo hizo 3 goles en 15 partidos, en lo que llevamos de la presente, Diego Costa no tiene pinta de recuperar su olfato: 15 partidos, dos goles.

Aritz Aduriz (Athletic Club)

A los problemas físicos que ha sufrido en los últimos tiempos hay que sumar que la edad no perdona. Aduriz vivió una segunda juventud hace solo un par de temporadas que le llevó incluso a ser internacional absoluto con España con 36 años. Ahora, ya con 38, cumple su peor campaña en Primera. Solo dos goles en 13 partidos, muy lejos de los más de 15 que anotó durante cuatro temporadas consecutivas entre 2013 y 2017.

Gareth Bale (Real Madrid)

El atacante galés vive su temporada más difícil desde que fichó por el Real Madrid. A las frecuentes lesiones que ha sufrido desde que abandonó el Tottenham en 2014, Bale ha sumado una profunda crisis y divorcio con los aficionados merengues. Sus 8 goles en 23 partidos distan mucho de los 16 de la pasada temporada o los 19 que marcó en la 2015/16.

Gerard Moreno (Villarreal)

Abandonó el Villarreal por el Espanyol para convertirse en uno de los mejores goleadores nacionales de las últimas ligas. Si en la 2016/17 explotó con 13 dianas, en la siguiente aumentó aún más su rendimiento llegando a los 16 goles en 38 partidos. Eso le valió el billete de vuelta a casa, al Villarreal, pero, con 5 goles en 27 partidos y los groguets luchando agónicamente por la permanencia, parece complicado que pueda volver por sus fueros.

Rodrigo (Valencia)

Es uno de los pilares del proyecto valencianista y cumplió por encima de las expectativas terminando la última temporada con 16 dianas y la llamada de la Selección española con la que también goleó y brilló. Pero esta campaña está resultando complicada para el hispano-brasileño. Sus 5 goles en 26 partidos son consecuencia, en parte, de la irregular marcha de un Valencia que comienza a recuperar fuelle.

Mariano (Real Madrid)

Explotó en el Castilla con nada menos que 27 goles en 33 partidos. Pese a que todo indicaba que se marcharía cedido para curtirse en Primera, en la 2016/17 se quedó para formar parte del primer equipo blanco sin contar apenas con oportunidades. Su traspaso al Olympique de Lyon le valió para demostrar su capacidad goleadora en una liga competitiva. Con el Lyon, Mariano fue capaz de marcar 18 goles en 34 partidos. Su vuelta al Bernabéu ha sido muy frustrante para el hispano-dominicano. Solo un gol en 10 partidos y poco protagonismo invitan a pensar que podría volver a salir del Real Madrid el próximo curso.

Ángel (Getafe)

21 goles en 39 partidos de Segunda con el Zaragoza le valieron la llamada de un Getafe en el que, pese a que se le presumía un rol secundario, terminó haciéndose con un puesto fijo en la delantera demostrando que la Primera no le quedaba grande en absoluto. El delantero tinerfeño convirtió 13 goles la pasada temporada con los azulones, pero se ha estancado en 5 dianas en 28 partidos en el presente campeonato. La irrupción de Jorge Molina y Jaime Mata ha dejado pocas opciones al atacante.

Sandro Ramírez (Real Sociedad)

Destacó como un buen delantero en la cantera del Barça, pero no pudo cuajar en la primera plantilla. Su salida al Málaga demostró que se trata de un futbolista de categoría. En esa primera experiencia fuera del conjunto culé, Sandro anotó 14 goles en 30 encuentros de Primera. Sin embargo, su paso por Everton y Sevilla ha visto su estrella apagarse hasta el punto de que aún no ha vuelto a marcar en liga desde el 7 de mayo de 2017, prácticamente dos años sin hacerlo. Su campaña en la Real, en la que sigue sin estrenarse como goleador tras 19 encuentros, invita a pensar que las cosas solo pueden mejorar.

Borja Bastón (Alavés)

Salido de la cantera colchonera, Bastón, apellido que porta como homenaje a su padre, el exguardameta Miguel Bastón, un ídolo para los aficionados del Burgos, trata de recuperar los goles que con tanta facilidad consiguió hacer en la temporada de su explosión. Fue en la campaña 2014/15 cuando perforó las mallas rivales en 23 ocasiones con el Real Zaragoza en Segunda. Su fichaje por el Eibar le dio la oportunidad de probarse en Primera y no defraudó: 18 tantos en 36 partidos. Tras dos temporadas en Málaga y Swansea en las que no ha conseguido ver puerta con demasiada facilidad, tampoco le están yendo mucho mejor las cosas esta temporada con el ‘Glorioso’. Solo 4 goles en 20 partidos son un pobre bagaje para quien goleó en su día en el Mundial sub-17 en el que España terminó en tercera posición.

Sergio León (Betis)

Como algunos otros futbolistas, Sergio León logró debutar en Primera bastante tarde, cuando ya había cumplido los 28 años. Su pase a la división de oro llegó tras una gran temporada en Segunda con el Elche en la que marcó 22 goles en 41 partidos. Osasuna fue el equipo que le brinó la oportunidad y en el que alcanzó la decena de goles en su debut en Primera. Su fichaje por el Betis la temporada pasada fue un paso adelante más en su carrera que se saldó con una magnífica actuación del delantero cordobés. Con 11 chicharros en 31 encuentros, Sergio León se convirtió en la principal baza ofensiva de los verdiblancos. Sin embargo, hoy está muy lejos de esos registros y aún no ha podido ver puerta en liga con los sevillanos después de 14 partidos jugados.

Carlos Bacca (Villarreal)

Fue uno de tantos aciertos de Monchi como director deportivo del Sevilla. Había goleado en Colombia y en Bélgica, pero le faltaba probarse en una de las grandes ligas y no defraudó. 34 goles en dos campañas como sevillista provocaron su traspaso millonario al Milan. Con los ‘rossoneri’ volvió a demostrar ser un buen goleador y terminó su primera temporada con 18 dianas y la segunda, con 13. Su traspaso al Villarreal superó las expectativas y lo volvimos a ver golear la temporada pasada: 15 goles en 35 partidos. Pero este curso, en parte debido a la delicada situación de los amarillos, Bacca registra unos guarismos impropios de su carrera. El delantero cafetero solo ha visto puerta 4 veces en 24 partidos ligueros.

Carlos Martínez

Soy periodista deportivo especializado en fútbol. Además de tener experiencia como redactor, he mantenido colaboraciones habituales en BeIn Sports, GOL TV y LaLiga 123 TV como narrador de fútbol nacional e internacional. Soy socio y aficionado del Real Oviedo, al que, como a tantos otros clubes históricos, espero ver pronto de nuevo en Primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Carlos Martínez Menéndez .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.