Histórico triunfo en Almería

Jimmy y Sergio Egea han sido los hombres clave para que el Real Oviedo esté a tan solo dos puntos del playoff de ascenso a Primera a falta de seis jornadas para el final. El cese de Anquela no ha podido tener mejor respuesta por parte de los azules, que exhibiéndose como un equipo muy distinto al que dirigió el jienense durante casi dos campañas, se impuso ayer sin pasar demasiados apuros ante un rival que solo había perdido dos veces en casa.

Las notas

Champagne, 8. No tuvo que intervenir demasiado, pero realizó una buena parada en la segunda parte a disparo de Chema que evitó el empate.

Diegui Johannesson, 4. No estuvo nada inspirado en sus subidas al ataque y sufrió más de la cuenta en defensa.

Carlos Hernández, 6. Se le vio demasiado confiado en algunos despejes cuando le llegaban balones en profundidad cubriendo la banda derecha en ayuda a Diegui y cierta falta de coordinación con Champagne. Por arriba estuvo de nuevo impecable.

Javi Hernández, 8. Fue el mejor defensor del Oviedo y demostró que su sitio está en el centro de la defensa más que en el lateral izquierdo. Tuvo en su cabeza el gol, pero René lo evitó con un paradón.

Bolaño, 4. Una mala dejada de cabeza estuvo a punto de costarle un disgusto al Oviedo. Rioja lo volvió loco cada vez que lo encaraba.

Jimmy, 10. El mejor del Oviedo. Manejó a su antojo el partido, recuperó balones, los jugó con criterio y jugó con la seguridad de un veterano.

Tejera, 7. El barcelonés fue el autor del gol en una de sus llegadas al área. Una tarjeta amarilla evitable le condicionó durante parte del encuentro.

Bárcenas, 4. Otro de los que no estuvieron entonados en el encuentro. Da la sensación de que le falta la seguridad y el desparpajo con los que encaraba antes a su par.

Saúl Berjón, 8. Cumplió su función de futbolista con desborde y calidad. Suyos fueron los centros más peligrosos del partido. Le falta mirar más hacia la portería en algunas jugadas, pero está recuperando su mejor nivel.

Joselu, 7. No tuvo mucho protagonismo en ataque, pero se fajó en la presión y ayudó a Jimmy y Tejera en las labores de recuperación. Puso un buen balón en la cabeza de Ibra en el segundo tiempo.

Ibra, 9. Su partido fue casi perfecto. Le falló, como en muchos otros encuentros, algo más de puntería. Pese a ello, cumplió a la perfección como referencia en los balones largos, supo aguantar el balón y jugarlo con criterio y mantuvo a los centrales rojiblancos muy pendientes de él.

Mossa, 4. Salió por Berjón para ayudar en labores defensivas a un desbordado Bolaño. Su presencia restó efectividad en la banda derecha del ataque de los locales, pero se le ve muy lejos de su verdadero nivel.

Folch, 6. Saltó, presumiblemente, por el peligro que suponía tener sobre el verde a Tejera con una amarilla y cumplió sin grandes alardes apoyando a un Jimmy que ya estaba en reserva de gasolina.

Carlos Martínez, s.c. Disputó los últimos minutos tratando de ayudar en el juego aéreo a Diegui en el lateral ante los intentos a la desesperada del Almería en el tramo final.

Sólida defensa de cuatro

Se intuía que Egea haría saltar al Estadio de los Juegos Mediteráneos un equipo con solo cuatro defensas atrás y dos delanteros. El 4-4-2 planteado por el nuevo técnico oviedista y la elevada presión de los jugadores azules provocaron que el Almería no pudiera hacer su juego desde el primer minuto. Dos internadas de Saúl por la banda derecha pusieron sobre aviso a los indálicos, sobre todo en un remate de cabeza de Javi Hernández que sacó con una mano extraordinaria el cancerbero René.

El Oviedo imponía el ritmo del partido, recuperaba fácilmente la pelota y se apoyaba en un gran Ibra para trenzar las jugadas de ataque usando tanto las bandas como el centro como vías para llegar a las inmediaciones del área del Almería. En el segundo tiempo, los azules solo tardaron cuatro minutos en conseguir lo que se veía venir. Fue Tejera, después de una buena jugada de Ibra con asistencia a la frontal del área, quien adelantó a los suyos con ayuda del exoviedista Owona.

Ambición y cabeza fría

Ya se había puesto por delante el conjunto azul, algo que no le es desconocido puesto que lo había hecho muchas veces esta temporada. La prueba de fuego ayer era saber si lograrían conservar o ampliar la renta sin imprecisiones ni errores defensivos graves. El test resultó un éxito. Ibra tuvo en su cabeza el segundo gol en una buena jugada, de nuevo desde la derecha, esta vez con Joselu como protagonista, que terminó con el senegalés cabeceando desviado por poco.

Egea volvió a acertar también en los cambios. La entrada de Mossa sirvió para proteger una banda izquierda en la que Bolaño no daba abasto cada vez que Rioja la encaraba. La salida del ex del Nàstic, aunque no estuvo muy inspirado, ofreció una mayor ayuda que Berjón para defender los ataque almerienses.

Champagne, muy seguro

También Champagne, pese a que apenas intervino en el encuentro, sostuvo al Oviedo en un lanzamiento de Chema con la zurda que desvió en una gran estirada evitando el empate. El partido concluyó con el Almería volcado sobre el arco del argentino, pero los azules, salvo en un remate de cabeza que sacó Ibra cerca de la línea de gol, supieron defender con orden para lograr tres puntos vitales.

Sutiles criticas de Fran Fernández

Afirmaba Fran Fernández en la rueda de prensa posterior al partido que “ellos supieron parar el juego y creo que hubo demasiadas concesiones por parte del árbitro”. Y aunque es cierto que el colegiado dejó muchas faltas sin señalar, tuvo exactamente la misma vara de medir para ambos equipos. Si alguien salió a ganar en la jornada de ayer, fue el Real Oviedo. El hecho de señalar que en el primer minuto ya había jugadores azules tirados en el césped como si los carbayones hubieran salido a perder tiempo en Almería es faltar a la realidad o tener una perspectiva muy distorsionada de ella.

Jimmy ha llegado para quedarse

Subió al primer equipo con Anquela para suplir la baja de un Tejera lesionado y ante la sanción por amarillas de Javi Muñoz. Era de las pocas opciones que tenía el exentrenador del Oviedo para el medio del campo -descontando formar con Folch y Forlín-. Jugó como titular ante el Dépor completando un buen partido, mejoró ante Las Palmas y ayer, en Almería se consagró como indispensable en el medio del campo junto a Tejera.

Jimmy lo tiene todo: sacrificio en defensa, capacidad para recuperar balones, para aguantar la presión de cuantos rivales le rodeaban en cada jugada, para ver el pase más sencillo… Es la mejor noticia de la cantera azul en mucho tiempo y, aunque aún es joven, ya se le ve con suficiente personalidad como para triunfar en el Oviedo incluso si se da el salto a Primera.

Carlos Martínez

Soy periodista deportivo especializado en fútbol. Además de tener experiencia como redactor, he mantenido colaboraciones habituales en BeIn Sports, GOL TV y LaLiga 123 TV como narrador de fútbol nacional e internacional. Soy socio y aficionado del Real Oviedo, al que, como a tantos otros clubes históricos, espero ver pronto de nuevo en Primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Carlos Martínez Menéndez .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.