La fortuna sonríe al fin

No era esta una temporada en la que el Real Oviedo estuviera teniendo nada de suerte. Ni con las lesiones, ni en los tiros a la madera, ni con algunas decisiones arbitrales. Pero parece que el gafe estaba hoy de vacaciones y no se asomó por el Martínez Valero para presenciar el duelo ante el Elche. Un gol de Joselu en fuera de juego muy claro y un tanto de penalti en el minuto 94 -solo llevaba el Oviedo anotados 2 de los últimos 9 lanzados- hicieron que los de Anquela vuelvan a sonreír y regresen a la senda de la victoria. Tan solo el Zaragoza les había apartado de ella en este 2019 que los carbayones han comenzado como un tiro, con 5 de los últimos 6 encuentros ganados.

Dr. Jekyll y Mr. Hyde

El choque contra el Elche tuvo dos partes muy distintas. Una primera en la que el juego estuvo muy trabado por las constantes faltas e interrupciones y en la que los azules crearon prácticamente todo su peligro en las jugadas a balón parado, y una segunda mitad en la que un cambio de esquema a defensa de cuatro dio como resultado posesión de balón, robos de pelota y muchas ocasiones de marcar para los asturianos. El cambio de Anquela vino en parte propiciado por la lesión de Javi Hernández en la primera mitas, pero el jienense podría haber optado por seguir con línea de cinco defensores atrás incluyendo a Carlos Martínez como central y pasando a Johannesson al carril derecho. No fue así y Anquelña acertó de pleno con la inclusión de Javi Muñoz.

Primer tiempo para el Elche

Sin llegar a causar mucho peligro en área oviedista, lo que sí es cierto es que la primera mitad fue para el Elche. Los alicantinos supieron ganar la espalda de la defensa asturiana en muchas ocasiones y encontraron en Josán un auténtico estilete por la banda derecha de su ataque. Por ahí llegaron varios centros al área que fueron bien solventados por la segura zaga oviedista. El Elche reclamó además un posible penalti que el colegiado no vio. Javi Hernández, que está siendo uno de los mejores del Oviedo esta campaña, sufrió lo indecible para tratar de frenar las internadas de Josán y ya contaba con una amarilla antes de los 10 primeros minutos de partido. El futbolista andaluz tuvo la mala fortuna de torcerse el tobillo derecho en un lance fortuito al tratar de frenar al poderoso Benja, que fue un verdadero peligro en la primera mitad ganando la espalda de la zaga carbayona. A pesar de que pudo continuar sobre el verde, en el descanso fue sustituido por Javi Muñoz.

Dominio y ocasiones azules

Esa variación táctica pasando a tener un hombre más de apoyo en el medio del campo le dio el partido a los visitantes. Con un Saúl Berjón que había completado una mala primera mitad, pero que salió con otros aires en la segunda parte comandando los ataques de su equipo, el Oviedo comenzó a robar balones muy peligrosos y a plantarse en las inmediaciones de la portería defendida por Badía casi sin descanso. Los azules avisaron con un pase filtrado de Berjón que dejó solo frente al meta franjiverde a Joselu. El delantero del Oviedo no supo finalizar y el esférico salió inexplicablemente muy desviado cuando tenía una definición muy clara. Pero a la segunda oportunidad no marró. Eso sí, esta vez el pase de Saúl fue demasiado tarde y cogió en posición antirreglamentaria al menudo atacante oviedista, pero ante la incredulidad general, el asistente no levantó el banderín y se dio validez al tanto.

Después del gol, los azules siguieron apretando y gozando de más ocasiones de gol, pero faltaba claridad para finalizar las jugadas a pesar de las llegadas con muchos efectivos al área ilicitana. Cuando parecía que el encuentro estaba controlado, un pase fantástico de Josán desde la derecha dejó al incombustible Nino con espacio suficiente para internarse y batir a Champagne con bastante fortuna, ya que Carlos Hernández provocó una parábola imposible de detener para el meta argentino en su intento de impedir el lanzamiento. Con el partido por decidirse se llegó a los últimos minutos en los que ambos conjuntos tomaban muchas precauciones y parecía que daban por bueno el empate. Pero los azules se dieron cuenta de que el Elche pedía la hora y comenzó a apretar con Johannesson luchando cada pelota dividida y Toché haciendo lo propio en el juego aéreo. Y llegó de nuevo la estrategia del Oviedo en el último córner del encuentro. Tejera, gran partido el suyo, envió hacia el primer palo y el cabezazo de Ibra se fue al travesaño, pero, ya lo decíamos, esta vez la suerte iba a sonreír a los carbayones. El balón se fue al segundo palo donde Ramón Folch la peleó y el inexperto Alfred Planas se llevó el balón con la mano de forma voluntaria aún dentro del área. Penalti claro y gol de Toché, que se encargó de poner fin a la maldición desde los once metros con su segundo gol de la temporada.

 

Carlos Martínez

Soy periodista deportivo especializado en fútbol. Además de tener experiencia como redactor, he mantenido colaboraciones habituales en BeIn Sports, GOL TV y LaLiga 123 TV como narrador de fútbol nacional e internacional. Soy socio y aficionado del Real Oviedo, al que, como a tantos otros clubes históricos, espero ver pronto de nuevo en Primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Carlos Martínez Menéndez .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Webempresa: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.