Vuelve Zidane, la antítesis de Mourinho

El Real Madrid, o mejor dicho, Florentino Pérez dudaba entre dos hombres para sustituir a Santiago Solari al frente del club de forma inmediata. Zidane o Mourinho, Mourinho o Zidane. No sabemos qué le llevó a traerse a uno u otro, pero sí queda evidenciada una planificación con poco criterio. Un club de la grandeza del Real Madrid tiene que tener muy clara cuál es su filosofía, qué tipo de entrenador es el que más le conviene, los jugadores que pueden permanecer en el proyecto con uno u otro técnico… En definitiva, en qué dirección se quiere construir el futuro de la entidad.

Polos opuestos

Solari no tenía la soga al cuello porque ya lo habían ahorcado antes de aterrizar en Valladolid. El resultado no ofreció dudas, pero el juego de los blancos sí. En estas, Florentino se encontraba con un viejo conocido en el palco del Nuevo José Zorrila: el presidente y máximo accionista, Ronaldo Nazario, otrora delantero centro del Real Madrid que llegó precisamente de su mano. El presidente del Madrid sostuvo un gesto serio durante el encuentro, aunque el destino del Real Madrid ya estaba decidido y Zidane era la apuesta. Había ganado el pulso a un Mourinho por el que también se había interesado Florentino.

Lo primero en lo que alguien se fija analizando a estos dos técnicos es en su carácter, su personalidad, la manera de afrontar las situaciones, de manejar el vestuario, las ruedas de prensa… Y no pueden ser más distintos. Mientras Mourinho es el azote constante, el nervio puro, el desafío, un reto para los periodistas en cada rueda de prensa, una persona que no suele callarse las cosas, claro y directo, un hombre que presume de sus títulos siempre que puede; Zidane es justamente lo contrario, la calma, la diplomacia, la elegancia, la modestia y la preocupación por tener una buena imagen pública.

Estrategias distintas

Tampoco son precisamente los entrenadores más parecidos en su estilo de juego. Aunque el esquema no difiera demasiado, sí es cierto que las órdenes básicas que tienen los jugadores son muy distintas en los equipos entrenados por Mourinho o por Zidane. El técnico luso ha conseguido exprimir como nadie la paciencia y una defensa sólida, el compromiso de todos los jugadores en el campo que se vacían cada segundo, y un juego físico que en el Madrid lideraba Cristiano Ronaldo. Además, la confianza de Mourinho suele recaer en un grupo pequeños de jugadores y no es muy amigo de las rotaciones.

Zidane, sin embargo, es en el banquillo un reflejo de lo que fue como futbolista. Su mayor preocupación es marcar goles y deja en muchas ocasiones desatendido el esquema defensivo. El Madrid de Mourinho se quedó dos temporadas por debajo de los 34 goles encajados. Con Zidane, nunca sucedió eso y llegó a encajar 41 y 44 goles, respectivamente, en sus dos últimos campañas al frente del equipo. Con el francés volverán las rotaciones, la gestión de los minutos y la preocupación porque todos los jugadores se sientan importantes en algún momento.

La cartera, otra diferencia

Cuando las cosas van mal, Mourinho pide dinero para reconstruir el equipo, para cambiar de protagonistas y tener los mimbres necesarios para que el equipo triunfe. Zidane, sin embargo, casi siempre ha optado por trabajar con aquellos jugadores que tenía sabiendo que eran suficientemente buenos si se les conseguía hacer rendir a su nivel. Por ello, es posible que de haber optado por Mourinho, la criba en el Real Madrid sería mayor en junio, cuando llegue la lista negra con las bajas. Con Zidane, a buen seguro la habrá también, pero se espera de él que sean pocos los cambios. Quien parece tenerlo peor es Gareth Bale, sentenciado por el club y que nunca fue del todo del agrado de Zidane, que llegó a pedir su venta cuando en su anterior etapa como técnico merengue.

 

Carlos Martínez

Soy periodista deportivo especializado en fútbol. Además de tener experiencia como redactor, he mantenido colaboraciones habituales en BeIn Sports, GOL TV y LaLiga 123 TV como narrador de fútbol nacional e internacional. Soy socio y aficionado del Real Oviedo, al que, como a tantos otros clubes históricos, espero ver pronto de nuevo en Primera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Carlos Martínez Menéndez.
  • Finalidad  Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Webempresa: https://www.webempresa.com/aviso-legal.html.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad